Porcentaje amor calcular

Compartir riesgos en las carreras laborales y cotizaciones a la SS.

2015.09.21 01:23 enaus Compartir riesgos en las carreras laborales y cotizaciones a la SS.

¿Cómo funciona esto del Machismo?
Muchas son las voces de gente “joven” (refiriéndome a personas de menos de 50 años) que hablan del machismo como un fenómeno superado; tampoco son pocas las que señalan a la mujer como única responsable de su destino… Salvo lo relativo a agresiones, en las grandes ciudades, parece como si el patriarcado se tratara de un fantasma de otro tiempo, un fenómeno del pasado muerto y enterrado.
Recuerdo que antes de…, bueno, hace unos años yo también pensaba así, luego… no sabría ni por dónde empezar, pero después de… lo veo de frente, inmutable y admiro su sutileza; tan sigiloso que tantos y tantas creen haberlo vencido. Y ahora que veo la trampa cara a cara, trato de señalarla con el dedo y avisar de su presencia a quienes llegan ahora. ¡Me toman por loca! Ver para creer.
Mi dilema está en insistir en delatarlo o dejarlo ganar; ya recibí mi dosis de sodomía y esa no me la quita nadie. No sé qué tal ando de fuerzas para el escepticismo y la incredulidad de quienes aterrizan inventándolo todo, también la pólvora, por supuesto. Ni siquiera a mis propias hijas puedo plasmarles el aprendizaje de lo vivido, les debo una buena imagen de su padre… todo son contradicciones, conflictos morales,…
Todas y todos tenemos derecho a tropezar, a caer y aprender a coscorrones. Quién soy yo para restarles a los demás experiencias el privilegio de cometer los mismos errores (quizá acertadas clases magistrales recibidas en primera persona). Esa mínima inquietud por compartir que subyace en el fondo de mi conciencia tiene contaminada su nobleza de sed de venganza e ira. A la postre es mejor dejarla dormir y no percibirla más. Duele recordar, duele analizar, duele pensar, duele aprender y sobre todo duele comunicar lo que ha pasado. La culpa de guardar silencio es más llevadera.
No se entienda que ha terminado en fracaso, porque no es así. Mi perfeccionismo envía una visión derrotista, pero fue victoria contundente. Claro que fallé tantos tiros que… desde luego no fue ningún paseo. El sabor es agridulce. Como cualquier guerra, la experiencia es ácida, nadie sale ileso. Se sufren mutilaciones, las mayores en la expresión.
Busco mi sonrisa, en realidad busco su espontaneidad y naturalidad, ahora parece sintética, artificial. Las heridas de la contienda se acumulan en su gesto. Los lunes a primera hora de la mañana incluso esquivo mi propia mirada, no la puedo sujetar, en seguida bajo los ojos y la esquivo.
Cuestiono si merecía la pena. Sé que no podía ser de otra manera, lo que me lleva a cuestionar toda mi existencia. Reviso incluso mis planteamientos metafísicos, llego a rebuscar si acaso quedara algún mínimo resto de fe en algún ser superior con el que derribar mi escepticismo. Necesito la falacia del calor y reconforte celestial. ¿Por qué no puedo someterme, por qué esta rebeldía extrema que en el fondo compite desesperada con la finitud?
Acepto el fatal destino y me aplaco ante lo inevitable. Sólo entonces consigo girar la mirada fuera de mí, abandono mi ombligo y veo a Susana, con la cara completamente tapada de maquillajes, intento recordar cómo es su rostro al natural y no consigo recordarlo, noto que mis poros se asfixian evocando la sensación de los polvos y las cremas con las que jugábamos de adolescentes. Me sonrío pensando que mi novio se acuesta y se levanta con la misma persona.
Sigo paseando mi vista y veo a Marta, desvalorizando su esclavitud para con los suyos, otorgándose cada día papeles secundarios en todos los escenarios de su vida. Me cuesta seguir compartiendo reparto con mi patológica aptitud de protagonista crónica.
También está Patricia, llevando a la excelencia el cuidado de su hogar. Hace tiempo que no menciona sus intentos de buscar un trabajo, desistió de enviar su currículo la quincuagésima vez que le preguntaron si tenía hijos, este día también fue la trigésimo cuarta que le explicaron el horario flexible y la aptitud esperada de responsabilidad en el desempeño. Media jornada sólo son 12 horas, la conciliación de la vida familiar y profesional permite volver a casa a tiempo de darle las buenas noches a sus hijos.
Las tres felizmente casadas con hombres de brillante carrera. Ellos son súper sensibles a los derechos de la mujer y sienten mucho que sus parejas no hayan conseguido un trabajo lleno de ascensos y oportunidades compatibles con el cuidado de sus hijos. No se lo explican, máxime teniendo en cuenta todo lo que ellos “ayudan” (tatúan así la responsabilidad de todas las tareas que entran en conflicto con el desarrollo de sus propias carrearas profesionales en ellas). Mi favorito es Javier, quién además demuestra que contablemente no es rentable que Patricia trabaje. Total, su sueldo se iba enterito en guarderías y la indemnización de cuando aceptó el cese en el ERE sirvió para comprarse el monovolumen, que buena falta hacía en casa y que por supuesto sólo conduce él. Qué fatalidad que tras dos años con él de copiloto a Patricia le salió amaxofobia.
Callo y guardo silencio. Guardo silencio y callo. Mientras me pregunto si de verdad no lo ven. ¿Cómo saben ellas que no serán abandonadas en plena menopausia por “otra”, esa que siempre es una mujer más joven con las caderas intactas y el vientre plano gracias a las hormonas que la mantienen infértil? ¿De qué manera van a ser compensadas por esos años sin cotizaciones a la Seguridad Social? Hace ya varios años que dicen que van a calcular las pensiones, si no las quitan, computando toda la vida laboral. ¿Pero es que no ven el riesgo? Alguna vez que me he tentado en advertirlas, pero me dicen que no lo entiendo porque no he tenido la suerte de encontrar una persona que es la mitad de una misma, con la que tienen una unión tal que la fisión nuclear se queda corta. Se llenan la boca hablándome de amores por encima de los firmamentos y los dioses de todas las religiones mundiales y no sé qué más añaden, porque llegados a este punto en la conversación me abstraigo.
Para equilibrar oportunidades, les propongo que compartan sus cotizaciones a la Seguridad Social, compartiendo el riesgo del parón en sus carreras profesionales. En seguida me lo tiran abajo. Si ellas necesitan trabajar ya lo harán, además con el sueldazo que ganan sus maridos (gracias a sus sacrificios, aunque esto no lo señalan) cualquier juez les otorgará la custodia de sus hijos y unas abultadas pensiones compensatorias con las que salir adelante sin problemas… y el chalet. Seguro que con sus súper pensiones les sobra para poner la calefacción a veinticuatro grados día y noche como acostumbran. No leen en prensa que cada vez este tipo de pensiones se otorgan menos y cuando lo hacen es de manera provisional por un periodo de tres o cinco años. Las hipotecas dejan de pagarse como gananciales al cincuenta por ciento desde el momento de la separación, quien paga acumula porcentaje y el usufructo de las casas es sólo por unos años, se pierde cuando los vástagos levantan el vuelo.
Y nada de esto las preocupa, ahí están plancha que te plancha una camisita, una corbatita… ¡Hay que ver “la” Belén Esteban qué gorda se ha puesto!...
submitted by enaus to podemos [link] [comments]


Porcentajes con regla de tres - Como calcular el tanto ... PORCENTAJES Super facil  para principiantes - YouTube Como sacar el porcentaje en la calculadora FRAN EN FRIV oooooo un juego de amor - YouTube Cómo calcular el porcentaje sin calculadora!  Parte 1 ... 05.- Procedimiento: Parentesco y Consanguinidad - YouTube Calcular el porcentaje de un número  Ejemplo 2 - YouTube Cómo calcular porcentajes en Excel - YouTube 04 18 Porcentaje de porcentaje, problema típico

  1. Porcentajes con regla de tres - Como calcular el tanto ...
  2. PORCENTAJES Super facil para principiantes - YouTube
  3. Como sacar el porcentaje en la calculadora
  4. FRAN EN FRIV oooooo un juego de amor - YouTube
  5. Cómo calcular el porcentaje sin calculadora! Parte 1 ...
  6. 05.- Procedimiento: Parentesco y Consanguinidad - YouTube
  7. Calcular el porcentaje de un número Ejemplo 2 - YouTube
  8. Cómo calcular porcentajes en Excel - YouTube
  9. 04 18 Porcentaje de porcentaje, problema típico

Breve explicación de cómo encontrar un porcentaje, calcular un porcentaje, encontrar el tanto por ciento. Curso completo de Porcentaje: https://www.youtube.c... Explicación de un método para calcular porcentajes mentalmente, esta es la primera parte en la que veremos como calcular el 10%, 20%, 30%, 40%, 50%, 60%, 70%... Como calcular Porcentaje de IVA - Duration: 1:14. ... 8 ejercicios simples para perder las manijas del amor sin ir al gimnasio - Duration: 9:33. GENIAL Recommended for you. Hola, les comparto mi nuevo vídeo de porcentajes, espero les guste y aprendamos juntos, saludos!! Sígueme en mis redes sociales!! Contacto/Negocios/Prensa: l... En este video enseñamos como calcular porcentajes utilizando la regla de tres simple. Resolvemos dos ejercicios que son: ¿cuanto es el 25% de 120? ¿Cuanto es... Para calcular porcentajes en Excel es importante recordar que dichos valores son números decimales entre cero y uno. Descarga el libro de trabajo: https://bi... PROCEDIMIENTO: PARENTESCO Y CONSANGUINIDAD corresponde al videotutorial Nº 5 de VirtualBlup, software online de evaluación genética animal. Se explican las e... Cálculo de porcentajes acumulados, cómo no, con un pantano en juego. ... Calcular porcentaje fácil ... Cocinando Con Amor Recommended for you. 15:48. ooooooooooooooo